Trauma en los Dientes Anteriores. ¿Que Debemos Hacer Cuando el Diente se Sale del Alveolo (Avulsión Dentaria)?

Los traumas dentarios en los niños y adolescentes son muy frecuentes, porque esta es la etapa de la vida en la que están en constante movimiento y en la que hacen deportes y otras actividades, en las que tienen riesgo de sufrir un trauma, principalmente en sus dientes anteriores. Cuando esto ocurre normalmente es un problema muy serio para la familia, pues están la mayoría de las veces desorientados sin saber que hacer, en el momento en el que a su niño(a) por ejemplo,  se le sale un diente, sea este temporario o permanente. En ese momento todos entran en pánico y no encuentran que hacer.

Hay dos formas de reaccionar  en ese momento que son las correctas, dependiendo de si el diente es temporario o si es permanente. Si el diente es temporario y se le sale por completo del alveolo dentario, sufre lo que se llama una avulsión dentaria, en ese caso lo que tienen que hacer los padres es: Dejar el diente sin colocarlo en la boca del paciente, pues este si se vuelve a colocar, puede ser un peligro para el mismo niño, ya que lo puede ingerir por vía respiratoria y en lugar de resolver el problema, se va a complicar. El tendrá mas tarde su diente permanente que le saldrá en lugar del que perdió.

En el caso de que el diente sea permanente, ahí si hay que actuar rápidamente, mientras más rápido se actúe mejor será el pronostico del caso, el tiempo transcurrido después del accidente es esencial en el éxito del mismo, mientras más rápido se actúe mejor  será. Los padres deben recoger el diente inmediatamente, lavarlo, no fregarlo, para que no afecte las estructuras dentarias, debe colocarlo rápidamente en la boca del niño(a), decirle que se lo agarre él mismo en la boca y llevarlo lo más rápido posible al Odontopediatra, el cual le hará una férula que le fijará el diente a los dientes vecinos y este quedará fijo en el alveolo de donde se salió, esta férula debe durar en la boca del niño no menos de seis semanas, para que el hueso alveolar se vuelva a producir y el diente se fije nuevamente.

Hay que tener en cuenta que el diente puede perder la vitalidad, debido a que como el paquete vásculo nervioso se desprendió cuando el diente cayó al suelo, la pulpa dentaria que está dentro del conducto se puede necrosar y antes que eso suceda, está indicado hacerle al diente un tratamiento de conducto.

Si cuando ocurre el accidente, no se atreven a colocarle el diente en el alveolo al niño(a), hay que colocar este en un liquido que no permita que se deshidrate, puede ser agua corriente, filtrada, leche, flúor, una compresa mojada, el caso es que el diente llegue sin deshidratarse al Odontopediatra, el cual le reimplantará el diente y le colocará la férula, que lo fijará nuevamente al alveolo de donde se salió por el trauma que sufrió.

Hay que recordar algo muy importante y es chequear si el niño ha sido vacunado contra el Tétano, si no se le ha puesto la vacuna, o si esta ha sido puesta hace más de cinco años, hay que vacunarlo, pues hay que evitar que pueda sufrir de Tétano, por causa de la contaminación que hubo al estar el diente en el suelo y volverlo a colocar, hay un riesgo de sufrir de esta enfermedad que hay que evitar con la vacuna.

Ese paciente siempre tiene que seguir chequeándose con el Odontópediatra, para que este le de seguimiento al diente, pues en el mejor de los casos, este puede quedarse para siempre en el alveolo del niño, si el diente se coloco antes de que pasaran quince minutos, pero si esto se hizo habiendo pasado más de tres horas,  es mucho tiempo, hay riesgo de que ese diente sufra de reabsorción externa o interna y que el diente se pierda, porque la raíz se va destruyendo poco a poco debido a la reabsorción, hasta quedar el diente sin agarre en el alveolo, entonces hay que eliminarlo. Si esto sucede y ya el paciente tiene más de dieciséis años, se le pone un implante y una corona que le resuelve perfectamente el problema. Si es menor de esa edad, se le coloca un mantenedor de espacio removible, con un diente,  que le sustituye al que perdió, mientras tiene la edad para colocarle un implante dentario y una corona.

.

Posted in Odontologia Preventiva | Leave a comment

Eliminar a Tiempo el Biberón y el Bobo o Chupete.

Hay que eliminar el Biberón y el Bobo o Chupete, antes de que le hagan daño a las estructuras tanto duras como blandas de la boca del niño/a, si estos siguen usándolos mas del tiempo apropiado, le afectarán la función y la estética de la boca y su cara se verá  afectada.

Durante los primeros años de vida la acción de tragar, o lo que se llama deglución, es diferente a la que existe en la edad adulta. El niño/a va cambiando cuando se va haciendo adulto su manera de tragar. Si sigue con el biberón y el bobo o chupándose el dedo, uno de los problemas mas importantes que estos malos hábitos le pueden provocar, es que persista la deglución infantil y entonces estamos frente a lo que le llamamos Deglución Atípica, esto quiere decir que no tragan como deben tragar, lo hacen sacando la lengua, lo que le produce con el tiempo, una mordida abierta anterior, la cual es anti estética y compromete la función normal de la mordida, pues no pueden cortar los alimentos adecuadamente para alimentarse, tienen entonces una mala oclusión, entre otros problemas.

Lo ideal es que el niño/a deje el bobo o chupete entre los seis y los doce meses y el biberón entre los doce y los quince meses. Después de ese tiempo son dañinos, impiden que el proceso normal de la deglución infantil se convierta en deglución adulta, el niño se retrasa en ese proceso y esto le deja secuelas. Debe haber una transición del biberón al vaso, antes de los dos años.

Es recomendable que cuando el niño/a aprende a caminar y todavía toma la leche en biberón, lo correcto es que se tome la leche sentado, no debe estar caminando mientras se está tomando la leche, porque se puede caer y  lastimarse la boca. En esta etapa ellos todavía no caminan muy seguros y tienden a caerse, si tienen el biberón en la boca en el momento de la caída, este actúa como cuerpo extraño y le puede provocar un trauma en los dientes, o en los labios, o en cualquier lugar de la cara, esto podía haberse evitado si se alimenta sentado.

Si por el uso prolongado tanto del bobo como del biberón o del dedo, ya presenta una deglución atípica y una mordida abierta anterior, y el niño/a tiene cuatro años o más, está indicado colocarle un “Rompe Hábitos”, para que se le corrijan tanto el problema de la deglución atípica, como la mordida abierta anterior. Esto hay que hacerlo porque si no se hace, crecerá con ese problema que mas tarde será mucho más difícil de corregir.

 

 

Posted in Odontologia Preventiva | 9 Comments

Identificar La Presencia del Primer Molar Permanente

Es muy importante que los padres se den cuenta que ya el niño tiene los primeros molares permanentes, este es un diente muy importante en la boca del paciente, es llamado “La llave de la oclusión”, debido a que es una referencia obligatoria a la hora de saber el tipo de oclusión que tiene el paciente y también para mantener la salud de la articulación temporomandibular durante toda la vida. Cuando este se pierde antes de tiempo produce problemas oclusales que podían haberse evitado.

Los padres normalmente no se dan cuenta de que ya el niño tiene el primer molar permanente, también llamado “molar de los seis años”, porque más o menos  a esa edad es que hace erupción en la boca del paciente. Este molar hace erupción detrás del segundo molar temporario, el cual se cambia más o menos a los diez años, cuando hacen erupción en su lugar los premolares. Los padres como todavía el niño/a no ha cambiado ningún molar no se da cuenta que le ha erupcionado el primer molar permanente, porque como no ha cambiado ningún diente, sino que le ha salido uno nuevo, este pasa desapercibido y es ahí donde está el peligro, normalmente cuando llevan al niño al Odontopediatra ya tiene caries en alguno de los primeros molares permanentes.

Hay que tener claro que de la misma forma que se lleva al niño al Pediatra, hay que llevarlo al Odontopediatra por lo menos cada seis meses, para que este le de seguimiento a la salud dental de su niño, y le diga cuales son los cambios que se están operando en la boca de su hijo, y la forma como debe ser tratado.

El primer molar permanente lo pueden identificar porque es el diente numero seis cuando se cuentan los dientes desde los incisivos centrales hacia atrás, es más grande que el segundo molar temporario que está delante de él y es de un color más amarillo, también tiene la particularidad de que en la superficie oclusal, tiene las fosas y fisuras más profundas que los molares temporarios, lo que lo hace mas susceptible a sufrir caries, si no se le coloca un sellante de fosas y fisuras tan pronto sea posible.

Lo que me ha motivado a escribir sobre este tema, es que esta mañana tuve en mi consultorio dos niñas, hermanas, una de cinco años y otra de seis años, vinieron a chequearse, después de un año, los padres no se habían dado cuenta de que la niña de seis años ya tenía los cuatro primeros molares permanentes, erupcionados, uno de ellos ya con caries. Lamentablemente la niña no la trajeron al consultorio a su cita cada seis meses, se pasó un años sin venir, lo cual le provoco que no se pudiera prevenir la caries que ya tiene en un molar permanente, es lamentable pues se había mantenido sin caries hasta ahora,  ya que tiene los dientes permanentes, que no va a cambiar, tiene uno de ellos afectado para siempre.

Es necesario identificar este primer molar permanente como muy importante en la boca de su hijo, ayudarlo a cepillarse bien para mantenerlos sanos, recordar que  todavía el niño a esa edad necesita ser vigilado cuando se cepilla y si lo necesita ayudarlo a hacerlo bien para evitarle problemas.

 

 

Posted in Odontologia Preventiva | 23 Comments

Tecnica Para Colocar Sellantes de Fosas y Fisuras

Para colocar Sellantes de Fosas y Fisuras el diente debe estar sano, no debe haber caries, por eso es recomendable que desde que el niño tiene todos sus dientes temporarios, alrededor de los dos años y medio a tres años, se debe llevar al Odontopediatra para que le haga una evaluación y le coloque sellantes en todos los molares temporarios recién erupciónados en la cavidad bucal, esto le asegurará que el niño no  sufra futuros problemas de caries dental.

Después de haber verificado que el diente está sano, se procede a limpiar el diente, no debe tener entre las fosas y fisuras restos de placa bacteriana, debe estar completamente limpio para que se pueda agarrar el sellante de la superficie del esmalte, la placa bacteriana actuaría como un cuerpo extraño que le impediría la retención al sellante.

Luego debemos aislar el diente al cual le vamos a colocar el sellante, puede ser con aislamiento absoluto, usando un dique de goma o puede ser con aislamiento relativo usando rollos de algodón. El caso es que aseguremos que no haya humedad  porque eso impide la efectividad del procedimiento.

Procedemos a acondicionar la superficie dentaria para que el sellante se pueda agarrar en ella, colocamos un material, el ácido fosfórico al 35 o 37 % el cual permite que en la superficie del esmalte,  se produzca un cambio, mediante el cual, el sellante podrá tener retención, es decir que el ácido hace que la superficie del esmalte se ponga opaca de un color blanco sin brillo, en la superficie del esmalte así acondicionada, el sellante se va a retener.

Después debemos eliminar bien el grabado ácido, lavamos el diente, luego lo secamos y veremos entonces que el diente queda de un color blanco opaco, sin brillo que nos demuestra que el grabado ácido hizo su función, luego entonces procedemos a colocar el sellante en las fosas y fisuras de la superficie oclusal del diente del que se trate.

Si lo estamos haciendo con un sellante Fotopolimerizable es decir que requiere el efecto de una luz para que el sellante cristalice entonces procedemos a aplicar la luz dándole el tiempo que requiera para polimerizar el material.

Después se chequea la oclusión para ver si está bien, con un papel de articular verificamos si no le quedó alguna superficie alta  y si es así la rebajamos de manera que el paciente no tenga ninguna molestia.

Este es un procedimiento preventivo que es muy fácil de hacer y que da muy buenos resultados a largo plazo, pues los sellantes si están bien indicados y colocados con una técnica correcta, duran mucho y tienen la ventaja de que si se desgastan se puede volver a reforzar y quedan como acabados de colocar.

Posted in Odontologia Preventiva | 61 Comments

La Importancia del Uso de los Sellantes de Fosas y Fisuras para Prevenir la Caries Dental

En esta oportunidad quiero compartir estos criterios de manera especial, con las madres jóvenes, que no tienen muy claro lo que tienen que hacer con relación al cuidado de la boca de sus hijos.

Si nos fijamos en la anatomía de los dientes en especial en la de los premolares y molares, nos podemos dar cuenta de que tienen superficies lisas y superficies rugosas, estas ultimas son llamadas fosas y fisuras y están ubicadas en la superficie oclusal. La superficie oclúsal es aquella que usamos para masticar los alimentos, avéces es muy difícil eliminar los restos de alimentos y la placa bacteriana de esas superficies rugosas. Para evitar que se produzca caries dental en la superficie oclusal, hay que colocar  en ella un material que se adhiere al esmalte de los dientes, que es llamado Sellantes de Fosas y Fisuras.

Este material que tiene propiedades parecidas a las de los Composites usados para las restauraciones dentarias, al colocarlo convierte esas superficies rugosas en lisas y evita que los restos de alimentos y la placa bacteriana se queden ahí y hagan daño, es mas fácil para el niño cepillarse y eliminar los restos de alimentos y la placa bacteriana, con esa barrera que significan los Sellante de Fosas y Fisuras colocada en sus premolares y molares.

Estos materiales están indicados en los dientes sanos, si el diente esta ya con caries no esta indicado colocarlos, por eso se recomienda como medida preventiva, que desde que el niño tiene todos sus dientes temporarios, eso ocurre entre los dos años y medio y los tres años, debe ser llevado al Odontopediatra para que le haga una revisión y le coloque sellantes en todos los molares temporarios. Estos molares temporarios duran en la boca del paciente niño, desde que tienen de dos años y medio a tres años, hasta que tienen de diez años a diez años y medio, es decir que pasan mas de ocho años en boca.

La misión de los dientes temporarios es aparte de hacer la tarea de la masticación, de la estética, de la fonética, es la de mantener el espacio para los futuros dientes permanentes, por eso en esa etapa de la vida cuando todavía los niños necesitan ser ayudados para cepillarse bien, es necesario usar todas las medidas preventivas posibles para evitar que pierdan la salud de sus dientes.

Para prevenir la caries en la superficie lisa de los dientes, todos sabemos de la efectividad comprobada del uso del flúor, sobre todo en los niños. En el consultorio dental hay que colocarlo cada seis meses cuando el niño va a la consulta a su chequeo.

¿Que tenemos que hacer para mantener la salud dental de los niños y que en el futuro lleguen a ser adultos sin problemas dentales?

Llevar los niños al Odontopediatra lo antes posible, para que este le de una adecuada instrucción de higiene para su hijo. Desde que este tenga todos sus dientes temporarios en boca, se le debe realizar una evaluación, el Odontopediatra le realizará una profilaxis y  una aplicación tópica de flúor, la cual le servirá para reforzar las superficies lisas de los dientes y  le debe colocar sellantes de fosas y fisuras en las superficies oclúsales, en los ocho molares temporarios que el niño tiene en boca.

A medida que el niño va creciendo va sustituyendo los dientes temporarios por permanentes, a estos dientes también hay que colocarle sellantes, hay que recordar que estos dientes le deben durar para toda la vida  y hay que protegerlos, desde que hacen erupción en la cavidad bucal.

La efectividad de los sellantes si son aplicados con una técnica correcta, está calculada entre un 92 a 96%  después de un año, entre un 67 y 82%  después de cinco años. Entre las ventaja que tienen es que actúan inmediatamente después de su colocación  y si sufren algún desgaste por el tiempo de uso, el material permite ser reforzado en cualquier cita de control y el sellante queda como nuevo.

Dicen que: “Hay que prevenir antes que tener que remediar”, si no tomamos las medidas preventivas adecuadas a tiempo, es posible que los niños sean afectados por caries y ya no tengan salud en su boca, lo cual constituye una complicación que podíamos haber evitado.

 

Posted in Odontologia Preventiva | 38 Comments

Visita al Odontopediatra!

Desde los 2 años y medio o tres años los niños deben visitar el Odontopediatra para hacerle su tratamiento preventivo, que consiste en hacerle su profilaxis y aplicación tópica de fluor y colocarle Sellantes en las fosas y fisuras de las superficies oclusales, lo que quiere decir en las superficies con las que los niños mastican y que son las que con mayor frecuencia son afectadas por caries.

Este es un simple consejo, con el que reinicio mi contacto con todos los padres y madres que les interesa la salud dental de sus niños y niñas, así como con todos los que se interesan por el mundo interesante de la Odontopediatría.

Seguimos en cotacto!

Posted in Odontologia Preventiva | 13 Comments

Bienvenidos

Querido Lector:

Sean todos ustedes bienvenidos a “Mi Diario de Odontopediatria”. Por este medio, pienso compartir con ustedes mis experiencias más interesantes en la práctica diaria de la Odontopediatria.

Una de las herramientas de la Web 2.0, el Blog, me permitirá hacerlo, es una ventaja que se presenta en esta época que no debo desaprovechar, pues ahora por este medio, podré seguir haciendo realidad uno de mis trabajos favoritos, la docencia, podré enseñar lo que práctico a diario, lo que hago desde hace más de treinta años, con dedicación y entrega y que además lo disfruto.

Será un verdadero placer para mí, si logro que alguno de ustedes encuentre en mi trabajo algo interesante y constructivo.

Espero ser una influencia positiva, para todos los que compartan conmigo en este espacio virtual.

Un abrazo

María Manuela Valenzuela Sosa

 

Posted in Odontologia Preventiva | 3 Comments